Aumento de Mamas (Mamoplastia de aumento)

 











No existe tratamiento médico o estético alguno que pueda conseguir un aumento definitivo del volumen de las mamas. El único medio definitivo de conseguir un aumento del volumen mamario es mediante una mamoplastia de aumento. En esta intervención, el cirujano coloca un implante o prótesis mamaria por detrás de la glándula existente. La colocación de este implante puede realizarse detrás de la glándula misma y por delante del músculo pectoral o bien por detrás del músculo pectoral. El cirujano evaluará las ventajas e inconvenientes de cada técnica y explicará cuál cree más adecuada para su caso concreto.

Para colocar la prótesis y el cirujano puede utilizar diversos abordajes, que precisan incisiones habitualmente pequeñas. Estos abordajes pueden ser a través de una incisión en la axila, a través de una incisión alrededor de la areola mamaria, a nivel del surco sub-mamario.

La prótesis que se implanta es una bolsa de silicona de tacto blando que puede contener suero salino, gel de silicona, o ambos en compartimientos distintos.

La intervención habitualmente se realiza bajo anestesia peridural o local con sedación. El tipo de vendaje a utilizar en el postoperatorio variará según las preferencias de cada cirujano. Al mismo tiempo, le puede recomendar realizar masajes desde el postoperatorio temprano a objeto de evitar la retracción de la cápsula que el cuerpo forma alrededor de la prótesis, aunque otros cirujanos prefieren una inmovilización más prolongada de la región mamaría.

La complicación más frecuente de la mamoplastia de aumento es la "retracción capsular" (contractural). El cuerpo envuelve la prótesis con una capa de tejido conjuntivo, y si bien en la mayor parte de las pacientes esa cápsula se mantiene amplia y de paredes delgadas, en algunas pacientes, y a veces incluso en un solo lado, la cápsula se engruesa y retrae, dando lugar a una sensación de firmez y dureza poco natural del pecho. Es una complicación, cuya causa última aún se desconoce y cuya aparición se cifra en alrededor del 10 por ciento de pacientes.

En caso de que esto ocurra, su cirujano le indicará las medidas a seguir para corregirlo, que en principio pueden consistir en romper la cápsula por maniobras externas que el implante se vuelva a distender o en incidir o resecar parcial totalmente la capsula a través de la misma vía de abordaje, colocando la prótesis si se encontraba por encima del músculo pectoral por debajo del mismo.

Cabe mencionar otras posibles complicaciones locales, como hematomas, infección, intolerancia de suturas, etc., que requerirán el tratamiento adecuado. Estas suelen tener una incidencia extremadamente baja.

A pesar de la posible retracción capsular el resultado de la plastia mamaria de aumento es satisfactorio constituyendo una de las intervenciones más frecuentes en cirugía plástica-estética.

Website diseñado por RD Consultores - Tlf. +58 416 406 4049 || Todos los Derechos Reservados